Argentinos en Australia: el testimonio de Fede y Pame

Desde Puravida sabemos lo difícil que es tomar la decisión de dejar la comodidad y la zona de confort para saltar a la aventura y animarse a estudiar y viajar por el exterior. Hoy te compartimos el testimonio de Fede y Pame, una pareja de Argentinos que decidió cambiar un poco el rumbo de su rutina para experimentar Australia.
En esta entrevista, dos argentinos en Australia nos cuentan un poco sobre cuáles fueron sus principales miedos y retos, y cómo fue su proceso para aplicar a una visa de estudiante y conseguir un buen curso de inglés en Australia. No te pierdas este artículo con los mejores consejos que Fede y Pame nos comparten ¡Léelo hasta el final!

Hola chicos, antes de arrancar, ¿les gustaría contarnos un poco sobre quiénes son?

Fede: Bueno, nosotros somos Pamela y Federico, de Argentina. Yo tengo 31 años y Pame tiene 33. Los dos somos profesionales, yo Licenciado en Higiene y Seguridad y Pame Licenciada en Administración.

Pame: Ambos hacía casi 10 años que trabajábamos para las mismas empresas, cada uno en su rubro, y la verdad que ya estábamos bastante establecidos.

¿Por qué decidieron venir a Australia a estudiar inglés?

Pame: Bueno primero que todo nosotros ya habíamos tomado la decisión de venir a Australia, y creemos que para poder orientarnos y desarrollarnos acá el tiempo que estemos necesitamos primero que todo el idioma. Nuestra base de ingles la verdad que no era muy buena, así que decidimos que el primer paso en Australia sería estudiar inglés, y quizás después pensar en otras opciones, como estudiar algo diferente, a la par del trabajo.

Fede: Además, durante un viaje que hicimos el año pasado estuvimos 5 días en Sídney conociendo, ¡y nos encantó! Como se maneja el país, la organización, la verdad que nos quedamos shoqueados y nos dijimos, ¡hay que volver!

Pame: Y bueno al final elegimos Sídney y no otra ciudad porque es lo que sentimos medianamente conocido y cómodo para arrancar. Ya para nosotros esto era una ¡súper decisión! y aunque desde Puravida también nos mostraron muy buenas opciones en otras ciudades, nos decidimos por Sídney, pero quizás luego podamos animarnos a cambiarnos de ciudad… quien sabe.

¿Cómo sintieron el proceso, incluyendo la aplicación al curso y la visa de estudiante?

Fede: Uff… que se puede decir de eso. ¡Fue una revolución total! Si bien lo veníamos hablando desde hacía bastante tiempo, sobre la idea de venir a Australia por unos meses, probar, y ver qué pasaba… en el momento en que tomamos la decisión, todo paso como efecto domino. El proceso resultó muy rápido, creo que en un mes ya habíamos resuelto casi todo.

Pame: Igualmente, nosotros antes de contactarnos con Puravida, ya teníamos armada la idea que queríamos, el tipo de curso que buscábamos, el tiempo y la ciudad. Así que eso también creo que facilitó el bastante el proceso. Una vez que Luis nos ofreció varias escuelas y elegimos, la verdad que todo se desencadenó muy rápido, pero creo que más que todo por la ayuda que nos brindaron. Quizás haciéndolo solos no lo hubiéramos logrado de una forma tan simple o en tan poco tiempo.
Pero a la misma vez, ¡creo que nosotros hicimos las cosas un poco desordenadas! Jaja Primero tomamos la decisión de ir a Australia, renunciamos a nuestros trabajos, ¡y después se nos ocurrió aplicar! En vez de esperar a tener la visa y todo para desencadenar todo lo demás, así que eso fue lo que nos generó más ansiedad en el proceso.

Fede: Si…la verdad que esos 20 días entre que dejamos de trabajar y esperamos las visas… ¡fueron terribles!

Pame: Imagínate ya estábamos sin trabajar, muy acostumbrados a nuestros trabajos y nuestro ritmo… quisimos organizar y dejar todo ordenado para darle a las empresas tiempo suficiente. Pero nos generó muchísima ansiedad.

Fede: En el momento que estábamos haciendo la aplicación de las visas, la mía salió aprobada en el momento, así que ahí ya nos relajamos un poco. Pero la de Pame no, se demoró un poco, y esos días de espera fueron inquietantes. Nos hizo repensar todo, nos empezamos a preguntar qué pasaría si no salía la visa de ella, nos empezamos a imaginar un montón de escenarios… ¡nos replanteamos todo!

Pame: Sufrimos un poco, pero Luis siempre nos transmitía mucha tranquilidad y nos decía «esperen, tengan un poco de paciencia, esto es normal, siempre pasa». ¡Pobre, lo volvimos loco! Jaja

Fede: Así que bueno ese fue el único momento crítico, pero todo lo demás fue bastante rápido y simple, y nos lo hicieron muy sencillo desde la agencia también.

¿Consideran que ese fue el momento crítico o «challenging» en todo el proceso, o hubo algo más?

Fede: creo que el momento de más ansiedad fue el que mencionamos recién, esos 15/20 días que tuvimos que esperar a que saliera la visa de Pame aprobada, y… ¡repensar todo lo planeado!

Pame: y bueno otro momento, pero que fue previo a la aplicación, fue el paso a decir estamos dejando todo esto, incluyendo nuestras carreras, nuestra casa, la familia, los amigos…sabíamos que no iba a ser sencillo para nosotros distanciarse de todo eso (aunque no fuese por mucho tiempo). Pero eso fue clave, el apoyo de todo nuestro entorno para continuar este camino. Sabíamos que queríamos cortar un poco con la rutina pero tampoco estábamos tan seguros de lo que iba a pasar… hacer ese saltito que al principio parece que es al vacío pero súper abiertos a lo que pueda venir.

Fede: por ahora nos hemos planteado la idea de quedarnos en Australia entre 6 meses a 1 año, con la idea original de regresar a nuestro país (mecanismo de defensa ante lo desconocido…jaja). Pero en el medio sabemos que pueden pasar un montón de cosas y hay que estar abiertos a eso.

 

¿Cómo sienten que Puravida los ayudó en todo el proceso?

Fede: creo que su ayuda fue esencial y primordial, por toda la gestión que hicieron por nosotros. En los momentos más críticos nos facilitaron todo, siempre estuvieron ahí y disponibles a contestarnos y comunicarse con nosotros a pesar de la diferencia horaria. Luis nos respondía a toda hora, siempre estaba ahí para aclararnos nuestras dudas y sobre todo tranquilizarnos en los momentos de más ansiedad. Y como dijimos antes, en ese efecto domino en que todo fue pasando muy rápido, estuvieron siempre presentes y facilitando todo para que lo sintiéramos súper sencillo.

Pame: De hecho, a Luis lo encontramos luego de haber hablado con otras agencias. Ya habíamos hablado con dos agencias antes de Puravida. Pero nos decidimos por seguir con Luis primero que todo porque nos escucharon en cuáles eran nuestros objetivos y lo que queríamos hacer, y además nos ofrecieron muchas otras alternativas muy interesantes, cosa que otras agencias ni nos contaron. Escucharon nuestra necesidad y respetando eso nos brindó las mejores opciones y alternativas.

Fede: cuando nos contactamos con las otras agencias, algunas de ellas nos generaban desconfianza en cuanto a la poca experiencia que tenían. Por ejemplo, un agente que nos ofrecía sus servicios, en verdad hacía muy poco que estaba en Australia, no había estudiado un curso ni nada, sino que nos hablaba desde la experiencia de gente que él conocía. En cambio con Puravida desde el primer momento nos dimos cuenta que tenían amplia experiencia en la gestión, que conocían de verdad los lugares, las escuelas en detalle… eso demostró mucho la diferencia en experiencia en gestión y proceso, y finalmente nos ayudó a terminar de decidirnos a seguir la aplicación con Luis.

¿Qué consejo le darían a alguien que también está pensando en venir a estudiar a Australia?

Fede: si pudiera elegir un consejo…

Pame: creo que estar muy abiertos. Acá te encontrás con algo totalmente diferente a lo que uno se imagina, o al estilo de vida que uno llevaba en Argentina, es muy chocante el contraste…No pensar tanto en lo que estás dejando atrás, no aferrarse a eso, sino que venir con la cabeza abierta a que acá pueden encontrarse con nuevas cosas.

Fede: Sobre todo para el que realmente quiere vivir la experiencia, y lo está dudando… simplemente el mejor consejo es ¡hacerlo!

Pame: si hacerlo, con miedo y todo, con dudas y todo, ¡hacerlo igual! Porque lo más enriquecedor es que te pase algo que no tenías planificado.

Fede: creo que uno se termina arrepintiendo de las cosas que NO hace. Así que es preferible hacerlo, salga bien o mal, fuiste capaz de tomar la decisión y no quedarte con la duda de qué hubiese pasado.

¿Estás con la duda si venir o no a estudiar a Australia? ¡Anímate como lo hicieron Pame y Fede! Escribirnos y sácate todas las dudas sobre cómo estudiar y trabajar en Australia a info@puravidastudy.com.au.

Recuerda que existen muchas opciones de cursos y estudios disponibles, así que ponte en contacto con nosotros para ayudarte a enfocar tus objetivos y planear tus estudios. Si además quieres leer sobre otras opciones de visas, puedes leer el artículo Qué visa necesito para viajar, estudiar o trabajar en Australia, o visitar nuestra web.

¿Ya estás en Australia y quieres compartirnos tu experiencia? Déjanos un comentario aquí abajo, ¡para inspirar a otros a animarse a dar el gran salto! 🙂

¡Nos vemos en Australia, mate!

 

Josefina Delas

Josefina Delas